Discurso Agradecimiento de los Premios Regionales de Arte y Cultura 2011


GMS_3098

DISCURSO DE AGRADECIMIENTO
DE LOS
PREMIOS REGIONALES DE ARTE Y CULTURA 2011
Casa del Arte, Universidad de Concepción, martes 6 de diciembre de 2011.

por Tulio Mendoza Belio
Academia Chilena de la Lengua
Premio Municipal de Arte de la Ciudad de Concepción (2009)

Sr. Víctor Lobos del Fierro
Intendente de la Región del Bío-Bío
Sr. Juan Eduardo King
Director Regional del Consejo de la Cultura y las Artes
Sr. Sergio Lavanchy Merino
Rector de la Universidad de Concepción
Autoridades presentes, integrantes del jurado, galardonados, amigos, amigas:

La entrega de una distinción, de un premio, de un reconocimiento, es un hecho social, cómplice y solidario que se agradece porque nos permite reflexionar sobre su sentido y su significado. Lo que se premia es casi siempre una trayectoria, un camino recorrido, un viaje, una aventura, una invención y el deseo que la ha alentado: tiempo humano con ansias de tiempo divino. Somos, como dice la canción de Eduardo Peralta, “una flecha dirigida al corazón del cielo” y el poeta Fernando González-Urízar, escribe: “Qué somos, Dios, qué somos sino polvo y silencio,/ nube de ciegos pájaros en busca del verano,/ ríos que solitarios se pierden en la muerte,/ podredumbre feliz, belleza desdichada.” Sin embargo, como el hecho de haber sido postulados y elegidos es algo que debe alegrarnos, no queremos que la melancolía de la nostalgia nuble y empañe una ocasión única e irrepetible. Y es que, al parecer, uno con los años deviene un devoto de las lágrimas, precisamente por esa tristeza de la pérdida que se torna cada vez más evidente e imposible de evitar. Sólo la entrañable fe en lo que hacemos, sostiene este afán que nos desvela y apasiona.


Poesía: Invención y deseo. Discurso de incorporación a la Academia Chilena de la Lengua


POESÍA: INVENCIÓN Y DESEO
DISCURSO DE INCORPORACIÓN
A LA ACADEMIA CHILENA DE LA LENGUA
COMO MIEMBRO CORRESPONDIENTE POR CONCEPCIÓN
DEL POETA DON TULIO MENDOZA BELIO
Auditorio Universidad de Concepción
Concepción, viernes 20 de abril de 2007

“A la literatura le pediste placer,
y placer a la vida.”
Del poema “La noche del poeta árabe”
de Luis Antonio de Villena

Señor Director
de la Academia Chilena de la Lengua
don Alfredo Matus Olivier

Honorable Diputado de la República
don José Miguel Ortiz Novoa

Autoridades presentes, distinguidos académicos, poetas, escritores, señoras y señores:

Ha querido la Academia Chilena de la Lengua, Correspondiente de la Real Academia Española e integrante del Instituto de Chile, reconocer con nuestra designación como Miembro Correspondiente por esta ciudad, una vocación y una trayectoria, es decir, ese destino natural del ser humano, esa tendencia que se siente por cierta clase de vida, por una profesión, y lo que se ha hecho por realizarla, lo cual implica tiempo transcurrido, trabajo, constancia, obras concretas: lo que no tiene continuidad, parece no tener existencia.